REMEDIOS PARA ELIMINAR LOS CALLOS DE UNA VEZ Y POR TODAS!

Los pies son una de las partes del cuerpo más sencible, y a su vez, a la que menos atención les prestamos. Estas extremidades son la que nos permiten estar levantados y desplazarnos el tiempo que sea necesario, además en el área de la planta se encuentran un sin fin de nervios que convierten a los pies en una de las zonas más delicada del cuerpo.

El tipo de calzado que utilicemos y la hidratación en la zona influirá bastante en la aparición de callos y resequedad, afortunadamente siempre podemos emplear remedios naturales para erradicar tanto la resequedad como esas durezas en la piel de nuestros pies.

A pesar de que los callos suelen salir en los pies, las manos son muy propensas a su aparición. Debemos mantener un cuidado especial en ambas extremidades para evitar que ocurran este tipo de situaciones tan incómodas que pueden causar ciertos dolores e incluso infecciones. Si tienes callos en tus manos y pies toma en cuenta los siguientes tratamientos naturales que brindaremos a continuación.

4 RECETAS CASERAS PARA ERRADICAR LOS CALLOS

MEZCLAR ACEITE DE OLIVA CON AJO:

Para preparar este remedio tienes que tener a la mano una cabeza de ajo, 5 cucharadas de aceite de oliva y una venda. Los ajos los pelas y los trituras para posteriormente mezclarlos con el aceite. Revuelves hasta que queden completamente uniformes y déjalos reposar por 2 horas.

Cuando el tiempo de reposo haya caducado, Lavate muy bien los pies para aplicar el remedio. Una vez que tus pies contengan la mezcla, colócate la venda y fijala con adhesivo o con un nudo, tienes que dejarte el remedio natural durante toda la noche y repetir la acción dos veces a la semana.

COMBINAR ASPIRINAS CON VINAGRE DE MANZANA:

Una venda, 5 aspirinas 3 cucharadas de vinagre de sidra de manzana son los ingredientes que necesitas para llevar a cabo el remedio.

Tritura las aspirinas y mezclalas con el vinagre hasta conseguir una pasta sin grumos. Una esta crema pastosa en las zonas agrietadas y secas de tus pies y cubre con una manta por una hora, luego retiras el remedio con abundante agua. Esto debes repetirlo 3 veces a la semana.

VINAGRE Y AGUA:

Mezcla un poco de vinagre con agua y aplícalo a la piel reseca de tus pies, coloca una venda y deja reposar por 1 una hora. Esto hará que se desprendan las células muertas y puedas exfoliar ya sea con tus manos o con una piedra pómez.

AGUA CON BICARBONATO DE SODIO:

Une 3 cucharadas de bicarbonato con un poco de agua en un recipiente donde puedes mantener tus pies, déjalos reposar allí por 15 minutos y luego procede a pasar una piedra pómez para realizar una exfoliación que eliminara la piel muerta.

 

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *