4 ejercicios ideales para mitigar el dolor en las piernas

La clave para conseguir que estos ejercicios sean efectivos en el momento de calmar el mal de piernas es la constancia. Tienes que realizarlos todos los días para hallar resultados satisfactorios.

El dolor en las piernas puede deberse primordialmente a dos causas:  Cansancio a lo largo del día, generado primordialmente por la presencia de várices o Molestia de tipo muscular luego de una extendida rutina de ejercicios.  En el primer caso, los indicios tienden a ser integrar pesadez, recargamiento, mal, picor y, en casos graves, se puede sentir una sensación de hormigueo.

En contraste con estos, el mal de piernas de tipo muscular tiende a ser progresivo, sin picor, pero probablemente halla imposibilidad para hacer algunos movimientos. Más que el sedentarismo o el ejercicio radical, el mal en las piernas puede ser tratado además por medio de los masajes para drenaje linfático.  A su vez, estos tienen la posibilidad de complementarse con ejercicios de estiramiento.

Relaja los músculos y descongestiona las venas con  una rutina particular de 5 ejercicios especiales para mitigar el mal en las piernas. Puedes hacerla desde la tranquilidad de tu casa, a lo largo de algún momento del día, dado que solo necesitas varios minutos.

¿Qué tipo de ejercicios se tienen que llevar a cabo para mitigar el mal en las piernas? Ejercicios de estiramiento Los 6 superiores ejercicios para calmar el mal de cuello 5 ejercicios de estiramiento para calmar el mal en las piernas

1. Pared arriba

Un ejercicio que, sin lugar a dudas, ayuda al retorno venoso de tus piernas, por lo cual es de gran ayuda para todas las causas de mal en las piernas. Frente la posición concreta de las piernas en oposición a la pared, la congestión irá cediendo y con ello irá progresando el mal de manera destacable. ¿Qué vas a necesitar?  Una almohadilla  Modo de ejecución  Para hacer este ejercicio, acuéstate sobre el suelo dejando sobre la espalda la almohadilla y apoya las piernas firmemente sobre la pared. Los glúteos tienen que quedar al ras del suelo. Empieza a hacer movimientos de las piernas hacia abajo y hacia arriba por 1 minuto, descansa 1 minuto y regresa a repetirlo. Realiza 5 repeticiones y ve aumentándolas con el transcurso del tiempo.

2. Elevación de pierna en tabla

Es un ejercicio simple de hacer y que va a proporcionar ayuda a que el mal muscular ceda.   A su vez, va a mantener la tranquilidad de todas las construcciones anatómicas, por lo cual vas a tener el control para regular ese mal que hace aparición de manera súbita. ¿Qué vas a necesitar?  1 tabla acolchonada  Modo de ejecución  Relajada, túmbate de lado sobre la tabla acolchonada. Equilibra todo el cuerpo con la mano derecha, a la vez que levantas la pierna del mismo lado. Lentamente, sube la pierna de manera dominada y después bájala igual. Realiza el mismo movimiento 10 ocasiones, descansa a lo largo de 1 minuto y después reitera con el lado opuesto.

3. Concha de mariposa

Para solventar y calmar el mal en las piernas,debes estirar los músculos de las mismas en todas las direcciones.  Y sucede que, en la mayoría de los casos, la contracción intensifica el mal, sea cual sea la causa. Aprende todas las maneras de llevarlo a cabo y olvídate de cualquier clase de mal en las piernas.   ¿Qué vas a necesitar?  1 tabla acolchada  Modo de ejecución  Sobre la tabla acolchada, recúestate sobre tu lado derecho y permanece con las rodillas dobladas. Apoya la cabeza de manera directa sobre la mano o, si escoges, sobre el brazo (si deseas más comodidad). Contrae todos los músculos del abdomen, simultáneamente que abres y cierra la pierna del lado derecho. Realiza 20 repeticiones, descansa y reitera con el otro lado.

4. Ave adelante

Un ejercicio terminado, en el que se combina el sentido relajante con el de estiramiento. De esta forma logramos mitigar totalmente el mal y es la manera más óptima de conseguir unas piernas ligeras y sin ningún tipo de congestión. ¿Qué vas a necesitar?  1 tabla acolchada  Modo de ejecución  Con ayuda de las manos y las rodillas, transporta el talón del pie derecho hasta la zona frontal, enfrente de tu cadera izquierda (como en la imagen superior). Realiza de 10 a 20 repeticiones con una aceptable duración entre ellas. Recuerda que el objetivo de los ejercicios es estirar de manera fuerte todos los músculos. Descansa y reitera los movimientos en el lado opuesto.  Ten en cuenta que de nada sirve hacer los ejercicios una vez al mes. La constancia es lo que otorga la mejoría a la condición del mal en las piernas. Todos estos ejercicios son posiciones de alivio que trabajan para seguir estando a lo largo de cierto tiempo.

No olvides compartir con todos tus amigos!

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *