Desprendimiento de retina qué es, causas y cómo evitarlo

Aunque el desprendimiento de retina puede estar causado por la edad, la verdad es que tenemos la posibilidad de prevenirlo hasta cierto punto si cuidamos de nuestros ojos y acudimos a revisiones periódicas El desprendimiento de retina es una condición grave que debe tratarse con la más grande brevedad para evadir probables secuelas irreversibles en la visión.

Se produce cuando la cubierta externa de la retina está por desprenderse de la parte de atrás de la misma porque el líquido de adentro del ojo se filtra desde la cubierta posterior. Si se llega a dar esta condición hay que asistir en el instante al oftalmólogo para que nos haga un examen.   Solo él va a poder hacer un diagnostico de la condición, ver si es viable un régimen y aplicar los métodos necesarios.

 Causas del desprendimiento de retina

Puesto que poseemos un concepto de lo que es un desprendimiento de retina, vamos a reforzar más. Presta atención a las causas de esta condición y toma las prudencias para evadir que se presente.

1. Patologías y antecedentes familiares

Existen numerosos causantes internos que tienen la posibilidad de ser desencadenantes. El de mayor relevencia debe ver con el historial familiar. Suponiendo que tú o tus familiares más cercanos presentéis los próximos males, tienes que asistir al oftalmólogo con frecuencia:

  • Diabetes
  • Arteriosclerosis
  • Miopía

Estas condiciones no son siempre las que causan este desprendimiento de retina, pero sí hacen más fácil la aparición de infiltraciones que tienen la posibilidad de la condición.

Traumatismos

Entendemos que los golpes en los ojos son pésimos pero no en todos los casos sabemos de hasta qué punto. Hay más casos registrados de inconvenientes con la retina fruto de golpes o abandonos que por patologías. Una hemorragia interna puede hacer la presión necesaria en la parte de atrás a la retina para conformar una filtración.   Esto mismo pasa cuando se tiene un tumor situado en esa región del ojo (por fortuna, esto último es muy raro).

¿Cómo detectar el desprendimiento de retina?

La forma más eficiente de ubicar este inconveniente es por medio de exámenes oftalmólogicos para ver el estado general de tus ojos.

  • Estas revisiones acostumbran repetirse en periodos regulares de 1 a 2 años en personas que no sufren de la perspectiva.
  • En caso de mostrar inconvenientes de vista, tu oftalmólogo es el exclusivo que puede indicarte la periodicidad de los chequeos.

 

Todavía de esta forma, hay advertencias que  tienen la posibilidad de avisarte de que está iniciando este inconveniente y de que es instante de hacer un examen urgente. No necesitas enseñar todos los indicios, pero si te sientes reconocido con algunos de ellos, te sugerimos que te dirijas a tu oftalmólogo de seguridad.

  • Puntos negros: Es habitual que con la edad surjan estos “puntos flotantes”.  Están causados por cráteres diminutos en nuestra retina que todos poseemos, pero tienes que estar prevenido si de repente sientes que estos puntos crecen de forma exponencial.
  • Parpadeo de luces: Esto se produce gracias a líquidos internos en el ojo. La gente sienten destellos de luces en su perspectiva periférica de manera continua e intermitente.
  • Sombras oscuras: Si tu retina está tolerando perjuicios no tendrás la posibilidad de ver bien. Por eso, vas a tener la sensación de que una masa sólida oscura obstaculiza tu perspectiva.
  • Visión borrosa: Presentas adversidades en tu perspectiva y inconvenientes para enfocar elementos tanto a distancia como de cerca.

¿Cómo impedir el desprendimiento de retina?

En comparación con varios otros inconvenientes con los ojos, el desprendimiento de retina no tiene una prevención especial. Es cuestión de cuidado personal.

La mejor prevención que puedes tener que puedes tener es el conocimiento. Si presentas algunos de los indicios o los causantes de compromiso antes nombrados, ve a visitar a tu médico. Algo que sí tienes que llevar a cabo es evadir los golpes en la cabeza y cerca de los ojos.

Al momento de hacer alguna actividad como jardinería, reparaciones, deportes o algún otra donde tus ojos se logren ver afectados, utiliza el equipo de protección .

Posibles tratamientos

Hoy en día hay dos tipos de tratamientos para sanar el desprendimiento de retina. Las dos son operaciones ambulatorias que necesitan de anestesia local o general y se tienen la posibilidad de hacer sin más grande compromiso.   Por un lado está la operación con láser. En esta se localizan las fisuras de filtración y se queman con ayuda del láser. Esto cauteriza y conformar una soldadura.

El segundo trámite es la criosonda. Es muy semejante al previo, con la diferencia de que en esta situación se congela la filtración. Aunque logren sonar muy invasivas, ninguna de ámbas configuraciones representa más grande compromiso para tu perspectiva, puesto que la operación solo afectará a pequeñas superficies.

Cuando se hizo alguno de estos métodos hay una optimización de la visión y rehabilitación total en 6 meses. La exclusiva oportunidad de no recuperarse después de estas cirugías debe ver con el diagnóstico tardío del desprendimiento de retina o que la persona ya haya llevado a cabo previamente el trámite.

Por eso es de suma consideración que nos sometamos a los exámenes regulares para lograr impedir esta condición. Cuida siempre tus ojos. Tu vista es escencial para hacer muchas de tus ocupaciones cotidianas.

Si consideras valiosa esta información, compártela con tus amigos y familiares!

 

 

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *