Investigan Un compuesto del hígado de los tiburones, capaz de frenar el Párkinson

Un compuesto químico aislado en el hígado de una clase habitual de tiburón (la mielga),  tiene la posibilidad de ser la base para un nuevo fármaco que logre frenar el párkinson, la enfermedad neurodegenerativa con más prevalencia actualmente, puesto que perjudica a una de cada 1.000 personas en el planeta.

De esta forma lo revela un estudio, en el que participó Nunilo Cremades y la investigadora Ramón y Cajal del Centro de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos (BIFI) de la Facultad de Zaragoza, con estudiosos de la Facultad de Cambridge (Reino Unido).

parkinson-monterrey-2

La patología de Parkinson es un tipo de trastorno del movimiento. Sucede cuando las células nerviosas (neuronas) no generan bastante proporción de una sustancia química considerable en el cerebro popular como dopamina. Algunos síntomas son:   Temblor en las manos, los brazos, las piernas, la mandíbula y la cara  Rigidez en los brazos, las piernas y el tronco,  Lentitud de los movimientos,  Problemas de equilibrio y coordinación.

El trabajo, anunciado en la revista PNAS, establece los mecanismos de acción de dicho compuesto, la escualamina, en relación al párkinson.  Este compuesto inhibe los procesos iniciales que llevan a la proteína implicada en la enfermedad (la alfa-sinucleína) a conformar los cuerpos de Lewy tanto en las formas esporádica como hereditaria del párkinson y disminuye la toxicidad de los agregados perjudiciales una vez formados.

La patología de Parkinson, de esta forma como otros desórdenes neurodegenerativos como el alzhéimer, se destaca por la presencia anormal de depósitos de proteínas agregadas con apariencia de fibras amiloides.   Aunque la proteína que añade varía de una patología a otra, la formación de fibras amiloides sucede por un mecanismo habitual de mal plegamiento de la proteína y autoensamblaje en el que se desarrollan diversos tipos de formas oligoméricas y por último fibras amiloides insolubles que se depositan y acumulan en diferentes órganos o tejidos.  Estos agregados de proteínas son tóxicos y desencadenan una cascada de procesos patológicos y neurodegenerativos, aunque todavía no se saben los mecanismos de toxicidad. De hecho, el avance de tácticas terapéuticas está resultando muy difícil debido al desconocimiento de las bases moleculares de la patología.

Hoy en dia no existe ningún régimen que erradique el párkinson, solamente tratamientos sintomáticos con inconvenientes colaterales graves.

(Fuente: Facultad de Zaragoza)

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *